miércoles, 18 de noviembre de 2009

Gentilicio: Pajuerana

Hace unos años con mi amiga Eugenia y la inolvidable Gallega viajabamos en un taxi a Retiro, vuelta al pago, consensuamos no hablar en el viaje para no alentar la viveza criolla del conductor y que el señor taxista nos hiciera conocer " de paso " algunas cuadras extras.
Sin embargo cuando llegamos al cruce de Libertador y.....no pude esconder mi admiración por el espejado edificio de IBM que se alzaba imponente al final de la calle.
Pajuerana! me decian las chicas, en medio de risas complices, y mientras anotabamos una página más para el anecdotario de estos primeros meses en la capital.

Años más tarde, aun siento admiración por la gran ciudad, casi como que no puedo salirme del rol de pajuerana.
Siempre cruzar 9 de Julio me parece una tortura!, y como dice una bloguera amiga
Que tendra el obelisco que siempre atrapa mi atención al cruzar la avenida?

El capitalino ( vamos a llamar asi al habitante de la ciudad, porque el termino porteño siempre me trajo aclaraciones inecesarias).
Nunca, pero nunca,deja de indicar el camino, dar direcciones, simplemente les encanta!

Hacer cola para llegar a lo que sea,de manera ordenada, y sin atreverse a usurpar lugares,eso es algo que hay que aprender rápidamente.

Tener el dato del restaurante, la fiesta o el periplo necesario para resolver un trámite hacen del capitalino un ser altamente informado.

La vida en la capital es muy sacrificada, los almuerzos en las plazas, o de pie en un bar, la vuelta a casa, casi siempre muy largas si le suman piquetes, demoras ,y siempre mucha gente!
Todos andamos cansados y apurados.

Para contrarestar lo anterior, teatro, música,arte y personajes.. los que se imaginen .

Vivir en Buenos Aires fue de las mejores desiciones de mi vida, a pesar de que la experiencia va llegando a su fin, siempre que me siento en un barcito a tomar un cortado o capuccino(mi debilidad), cuando paso por el Ateneo o tomo mate en Plaza Francia, en compañia de la gente maravillosa que me brindo esta ciudad, confieso, se me aporteña el corazón.

2 comentarios:

cari dijo...

Si el lector de este post anda por Baires y le gustan los capuccinos , permitanme que me aporteñe un minuto..
Bar "El Trébol" Santa Fé y Uriburu
( pero elijan las mesas de abajo, las de arriba traen mala suerte).

Cari dijo...

El gran maestro Saramago dice en un libro "el lugar hace a las personas, las personas transforman el lugar".
Aplauso y medalla.